Conoces gente - Haces amigos - Conoces lugares - Viajas

Leyenda Mapuche

Bosque Arrayanes Lago Traful Villa La Angostura Lago Huechulaufquen
Email | olvidé mi clave | Registrate gratis |




Sitios Amigos

Textos y mensajes : Leyenda Mapuche (#N456)


Antes de que los Mapuches descubrieran como hacer el fuego, vivian en grutas de la montania; a las que llamaban "casa de piedra".
Temerosos de las erupciones volcanicas y de los cataclismos, sus dioses y sus demonios eran luminosos. Entre estos, el poderoso Cheruve. Cuando se enojaba, llovian piedras y rios de lava. A veces el Cheruve caia del cielo en forma de aerolito.
Los Mapuches creian que sus antepasados revivian en la boveda del cielo nocturno. Cada estrella era un antiguo abuelo iluminado que cazaba avestruces entre las galaxias.
El Sol y la Luna daban vida a la Tierra como dioses buenos. Los llamaban Padre y Madre. Cada vez que salia el Sol, los saludaban. La Luna, al parecer cada veintiocho dias, dividia el tiempo en meses.
Al no tener fuego, porque no sabian encenderlo, devoraban crudos sus
alimentos; para abrigarse en tiempo frio, se apiniaban en las noches con sus
animales, perros salvajes y llamas que habian domesticado.
Tenian horror a la oscuridad que era signo de enfermedad y muerte.
En una de esas grutas vivia una familia: Caleu, el padre, Mallen, la madre y
Lican, la hijita.
Una noche, Caleu se atrevio a mirar el cielo de sus antepasados y vio un
signo nuevo, extranio, en el poniente: una enorme estrella con una cabellera
dorada.
Preocupado, no dijo nada a su mujer y tampoco a los indios que vivian en las grutas cercanas.
Aquella luz celestial se parecia a la de los volcanes, ¿traeria desgracias?, ¿quemaria los bosques?. Aunque Caleu guardo silencio, no tardaron en verla los demas indios. Hicieron reuniones para discutir que podria significar el hermosos signo del cielo. Decidieron vigilar por turno junto a sus grutas.
El verano estaba llegando a su fin y las mujeres subieron una maniana muy temprano a buscar frutos de los bosques para tener comida en el tiempo frio.
Mallen y su hijita Lican treparon tambien a la montania.
-Traeremos piniones dorados y avellanas rojas -dijo Mallen.
-Traeremos raices y pepinos del copihue -agrego Lican
La ninia acompanio otras veces a su madre en estas excursiones y se sentia feliz.
-Vuelvan antes de que caiga la noche -les advirtio Caleu.
-Si nos sorprende la noche, nos refugiaremos en una gruta que hay alla
arriba, en los bosques -lo tranquilizo Mallen.
Las mujeres llevaban canastos tejidos con enredaderas. Parecia una procesion de choroyes, conversando y riendo todo el camino.
Alla arriba habia gigantescas araucarias que dejaban caer lluvias de
piniones. Y los avellanos lucian sus frutas redondas, pequenias, rojas unas, color violeta y negras otras, seg?n iban madurando.
No supieron como pasaron las horas. El Sol empezo a bajar y cuando se dieron cuenta, estaba por ocultarse.
Asustadas, las mujeres se echaron los canastos a la espalda y tomaron a sus ninios de la mano.
-¡Bajemos, bajemos! -se gritaban unas a otras.
-No tendremos tiempo. Nos pillara la noche y en la oscuridad nos perderemos para siempre -advirtio Mallen.
-¿Que haremos entonces? -dijo la abuela Collalla, que no por ser la mas
vieja, era la mas valiente.
-Yo se donde hay una gruta por aqui cerca, no tenga miedo, abuela -dijo
Mallen.
Guio a las mujeres con sus ninios por un sendero rocoso. Sin embargo, al
llegar a la gruta, ya era de noche. Vieron en el cielo del poniente la gran estrella con su cola dorada.
La abuela Collalla se asusto mucho. -Esa estrella nos trae un mensaje de nuestros antepasados que viven en la boveda del cielo -exclamo.
Lican se aferro a las faldas de su madre y lo mismo hicieron los demas
ninios.
-Vamos, entremos a la gruta y dormiremos bien juntas para que se nos pase el miedo -dijo Mallen.
-Eso seria lo mejor, murmuro Collalla, temblorosa.
Ella conocia viejas historias, habia visto reventarse volcanes, derrumbarse montanias, inundarse territorios, incendiarse bosques enteros.
No bien entraron a la gruta, un profundo ruido subterraneo las hizo
abrazarse invocando al Sol y la Luna, sus espiritus protectores.
Al ruido siguio un espantoso temblor que hizo caer cascajos del techo de la gruta. El grupo se arrincono, aterrorizado.
Cuando paso el terremoto, la montania siguio estremeciendose como el cuerpo de un animal nervioso.
Las mujeres palparon a sus hijos, no, nadie estaba herido. Respiraron un poco y miraron hacia las boca blanquecina de la gruta: por delante de ella cayo una lluvia de piedras que al chocar echaban chispas.
-¡Miren! -grito Collalla. ¡Piedras de luz! Nuestros antepasados nos mandan este regalo.
Como luciernagas de un instante, las piedras rodaron cerro abajo y con sus chispas encendieron un enorme coihue seco que se erguia al fondo de una quebrada.
El fuego ilumino la noche y las mujeres se tranquilizaron al ver la luz.
-La estrella con su espiritu protector mando el fuego para que no tengamos miedo -dijo la abuela Collalla riendo.
Ninios y mujeres tambien rieron, aplaudiendo el fuego.
El grupo silencioso contemplo las llamas como si fueran el mismo Padre Sol que hubiera venido a acompaniarlas.
Se sentaron junto a la gruta, oyendo crepitar las llamas como m?sica
desconocida.
Al rato, llegaron los hombres desafiando las tinieblas por buscar a sus ninios y mujeres.
Caleu se acerco al incendio y cogio una llama ardiente; los otros lo
imitaron y una procesion centelleante bajo de los cerros hasta sus casas.
Por el camino iban encendiendo otras ramas para guiarse.
Al otro dia, oyendo el relato de las piedras que lanzaban chispas, los
indios subieron a recogerlas y al frotarlas junto a ramas secas lograron encender pequenias fogatas.

Habian descubierto el pedernal. Habian descubierto como hacer el fuego.
Desde entonces, los Mapuches tuvieron fuego para alumbrar sus noches,
calentarse y cocer sus alimentos.

Este texto fue cargado por Encontrarse.com

 Sponsor

 Encontrá a la persona que estas buscando . Encontrarse.com

¡¡¡ Incluya gratis su banner aca publicando una foto o nota de este lugar turístico !!!

 


Agregar: Foto | Video | Dirección de Web | Información o Historia de Viaje |

Yo vivo
Yo conozco
(Si) es gente que tiene ganas de responder a tus consultas

Gente

¿Conoces a alquien que quiciera estar en esta lista? Debe conocer bien un lugar turístico y gustarle orientar a turistas de todo el mundo. Mandale un email copiandole el link de esta página. Muchas Gracias !!

Agregue un comentario sobre esta atracción turistica

Estas preguntas están relacionadas con:

Ciudad de Neuquen > Villa la Angostura


*En las páginas de las ciudades o las de las atracciones turísticas podrá registrarse para recibir las preguntas o los comentarios. Selecione de la lista en el comienzo de esta página la ciudad en la que vive o la que conoce.

Este texto es:






Yo:






Registrese primero para poder sumarse (solo un nombre e email)



mujeres solteras
¿En serio buscas pareja?